Mitos y verdades de la moda healthy

Últimamente estamos viviendo todo un pulso entre dos tendencias culinarias muy latentes, el rollo foodie, o lo que viene siendo probar de todo y comer a Dios por una pata, y el rollo healthy, llevar una dieta a base de productos saludables, ecológicos, macrobióticos o détox. El rollo healthy está de moda, lo que contribuye positivamente en muchos factores de nuestra alimentación y vida culinaria, pero voy a empezar por los contras o mitos de esta tendencia que entorpecen nuestra visión de la gastronomía y quizá contribuya a que algunos se priven de los manjares que ésta nos ofrece:

  • Así como el running se ha puesto de moda y todos los corredores contamos hazañas y logros en las redes sociales, la comida saludable, o más denominada como healthy food – léase #healthyfood, también tiene su hueco en estos medios. Las tostadas de aguacate, zumos y cereales inundan las redes y llegan a saturar.

avocados3

  • Y es que las mayoría de bloggers e influencers españoles (sobre todo aquellos fuera del mundo gastronómico) suben a menudo fotos de comida, pero pocas veces son platos típicos de las gastronomía local. Parece que no queda tan cool y que los platos dominados por vegetales o una vistosa hamburguesa, que es de los pocos platos ‘fattening’ que suelen fotografiar las modelos y blogueras, captan más likes que un plato de cocido o una buena carne roja. Por no hablar ya de la casquería que no son solo callos y mollejas y que gracias al buen hacer de algunos restaurantes como La Tasquería en Madrid y de grandes chefs que la incorporan en sus cartas ha visto un resurgimiento en el panorama gastronómico en los últimos años. Pero tanto movimiento healthy no ayuda a descubrir y explorar nuevos platos y posibilidades gastronómicas que puede que quizá engorden menos que algunos platos considerados como saludables. Eso sí, parece que cualquier producto, más o menos innovador, si lo mezclamos con una pieza de sushi se convierte en saludable.
  • De aquellos polvos vienen estos lodos, parece que lo healthy está asociado a poca grasa y a alimentos que no engordan. Pero lo saludable no necesariamente tiene que ser light. La moda de las dietas détox por días concretos por ejemplo no es que sea la más ligera de las dietas pero sí depura nuestro organismo. Parece que le mito de lo saludable ayuda a adelgazar y lo único que está comprobado que ayuda a perder peso es quemar más calorías de las que consumimos.

Pero el estilo de vida saludable y los alimentos denominados como sanos también nos traen puntos muy positivos. Así, restaurantes como El Curry Verde, cocina lacto-vegetariana ejecutada con gracia y diversidad o nuestra bloguera asturiana Nahual con su servicio de comida vegetariana a domicilio, hacen que cualquiera quiera pasarse ‘al otro lado’. Aquí algunos pros del movimiento healthy:

  • No smoking. Gracias al rollo healthy fumar ya no está de moda y eso, además de mejorar nuestra salud, mejora nuestro rendimiento físico. Además, las sustancias tóxicas que contienen los cigarrillos obstaculizan la labor de regeneración de las papilas gustativas. Afecta, por lo tanto, a nuestro sentido del gusto. Un buen foodie que se precie no debería fumar o al menos hacerlo antes de una buena degustación.
  • La lista de productos y alimentos saludables es más asequible y accesible. Conseguir pasta integral, queso fresco batido o panes artesanos y variados ya no es misión imposible.
Parpadelle Nahual

Pappardelle con boloñesa de soja texturizada de Nahual

  • Aunque en algunos casos puede confundir o dar lugar a malas interpretaciones, lo cierto es que también contribuye a la educación alimentaria. Somos más conscientes de las propiedades de los alimentos y pocos son los que no saben qué es un carbohidrato. Siempre he pensado que en la asignatura de educación física en el colegio deberían haberme enseñado lo que era un cuádriceps o un aductor antes de que un listillo de gimnasio me lo enseñara o de aprenderlo por mí misma intentando definir de donde venía un dolor de agujetas. Hoy en día parece que esta asignatura es mucho más amplia en contenidos.

¿Qué decís? ¿Sí o no al modo healthy desde un punto de vista culinario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.