La Pondala, un clásico que perdura

Un restaurante de esos de toda la vida, que aparece en la mente de muchos gijoneses cuando buscan cierto nivel gastronómico y tradición. De esos que no fallan y que se adaptan a todos los miembros de una misma familia. De hecho, es una opción muy demandada para cenas o comidas familiares.

Estamos hartos de ver como la fama de los clásicos va y viene, ya sea por cambios en la cocina o en la gestión. Pero estar en lo alto y no caer en el olvido es un trabajo más duro si cabe que el de la ascensión. Así por ejemplo, hemos visto como uno de los grandes clásicos de Gijón como El Planeta ha caído en los últimos años viendo cada vez más reducidas sus posibilidades de remontada.

Terraza La Pondala

Y es que ante un fallo hay que remendar, ante una crítica hay que actuar. Y para eso los tiempos que corren son muy beneficiosos en cuanto a la recepción de aportaciones a través de la tecnología. Internet nos ha llenado de incertidumbres y es cierto que genera ese desprecio hacia las malas críticas por parte de los hosteleros, así como la potestad poco sesgada de opinar incluso sin haber visitado el local. Tripadvisor no puede ser considerada una fuente fiable a la hora de decantarnos por uno u otro restaurante, aunque desgraciadamente así sea para muchos. Pero hay que sacarle partido y recibir las críticas negativas como oportunidad de mejora, no todas ellas vienen de falsos perfiles o de la competencia. Basta leer un par de críticas para saber de dónde vienen, incluso si la persona que valora negativamente algún aspecto tendrá el mismo criterio que nosotros.

Y es que saber mantenerse sin cambiar la oferta y conservando una clientela fija durante años no es moco de pavo. En La Pondala, puede haber algún ‘ni fu ni fa’ pero pocos salen descontentos. Reconozco que solo frecuento este restaurante en verano porque, en mi opinión, tiene la mejor terraza de la ciudad. Tranquila, interior y decorada con gusto y sin florituras. Si lo acompañas de sus famosas croquetas con una ventresca de bonito, se convierte en la velada perfecta.

La Pondala Terraza Mesa

Hay que tener en cuenta que es un clásico, 120 años de trayectoria y pocos cambios en la oferta, por lo que no es apto para los gastrónomos más innovadores. Pero ante todo esto, La Pondala además de cocina tradicional, también es internacional, ya que se ha hecho famoso para muchos comensales por el Roast Beef y el Solomillo Wellington que con el paso de los años se han convertido también en “clásicos” de este clásico. Son platos que solo sirven por encargo por los requisitos de su preparación y sin duda el ‘Rosbif’ es el plato estrella del local. Solo hay un plato que eclipsa a esta carne de ternera asturiana en finas lonchas con ese punto de poca cocción en el centro, el puré de patatas que la acompaña. Me atrevería a decir que el plato estrella de La Pondala no es el Roast Beef sino su puré.

Roast Beef o Rosbif en La Pondala, Gijón  Puré de Patatas. La Pondala

Croquetas. La Pondala, Gijón

Los asiduos a este restaurante no es que se atiborren a Roast Beef en cada visita, como buen clásico tiene también por bandera platos como sus famosas croquetas, los crepes de marisco, arroces y pescados. Y no podía faltar en su carta la gastronomía asturiana, con platos como la fabada o fabes con almejas.

Un ‘Rosbif’, un arroz, una fabada… en La Pondala es ir a tiro fijo. Para algo están los clásicos que perduran, para tirar de ellos cuando no queremos arriesgarnos a fallar en la elección.

 

La Pondala
Dionisio Cifuentes, 58.
Somió. Gijón, Asturias
985369346

 

3 Comentarios

  1. Pingback: 6 terrazas en Asturias | A Buen Bocado

  2. Pingback: Imprescindibles del verano en Asturias | A Buen Bocado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.