La Playa. Luanco

Todo cuenta. Así empezaba el tweet  tras la visita a este nuevo restaurante en la playa de Luanco. Y es que en La Playa todos los detalles y sentidos se tienen en consideración.  Buen ambiente, la luz justa, ni mucha ni poca,  y una decoración muy marina con un toque boho, sin olvidarnos de las vistas al mar. Buen servicio y, como no, buena cocina de la mano de Loli que aporta este toque de cocina casera y muy asturiana,  además de su experiencia en otros restaurantes de renombre de la región.
La Playa, Luanco

la playa - luanco la playa - luanco. Croquetas la playa - luanco. Pulpo la playa - luanco la playa - luanco la playa - luanco. ensalada cesar

La Playa ha cambiado su carta de cara al otoño adaptándose a los productos de temporada. Despidiendo así a algunos de los ingredientes de sus platos estrella del verano como el bonito o el calamar de potera e incorporando platos de cuchara, pixín, mariscos y boletus.
Además, la playa tiene ese matiz que nos gusta tanto, horario ininterrumpido desde la mañana a la noche, su oferta abarca desayunos, brunchs, comidas, cenas y primeras copas.
 
 
La Playa
El Gayo 82 Luanco. Asturias
985881202

6 Comentarios

  1. María

    EXCELENTE LA COMIDA !!!!
    El cariño con el que LOLI GONZALEZ (JEFA DE COCINA DE LA PLAYA), elabora y mima nuestros platos, es todo un lujo poder disfrutarlo y saborear cada uno de los platos tan bien presentados. El local está muy bonito decorado y las Vistas al mar….no hay palabras para describir lo PRECIOSO que es el MAR CANTABRICO.

    ENHORABUENA a todo el equipo de LA PLAYA, por hacernos disfrutar de su BUEN TRABAJO……SALUDOS.

  2. Pingback: Tercer Empacho Misterioso | A Buen Bocado

  3. Lucia

    Pues sinceramente, desde mi punto de vista la calidad del servicio mata a todo lo bueno que pueda tener la comida.
    Planteamos marcharnos ya que estuvimos media hora hasta que nos tomaron nota, pero la camarera nos paró los pies, luego otros 20 minutos esperando por unas croquetas que llegaron frías, también pedimos pasta y no me pareció nada del otro mundo, todo correcto, pero nada más allá. Nos quedamos con hambre, pero no queríamos quedarnos a dormir allí hasta que nos sirviesen otro plato. Ni siquiera tomamos postre. 
    Al pedir la cuenta tuvimos que acabar levantándonos para pagar en la barra ya que, como no podía ser menos, tras 15 minutos esperando por ella en nuestra mesa la cuenta no llegó.

    Un buen servicio es primordial si se pretende tener un restaurante de calidad, en caso de verse desbordados (que no lo estaban, ya que se oían las carcajadas de detrás de la barra desde mi mesa) deberían controlar la cantidad de clientes.

  4. Pingback: De pueblo y con encanto | A Buen Bocado

  5. Pingback: Brunch de La Playa - Luanco | A Buen Bocado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.