La Cueva, Oviñana

La Cueva es un restaurante de toda la vida situado en Oviñana (Cudillero) y regentado por un matrimonio del pueblo. Es un sitio de pescados, los mejores de la zona sin ninguna duda, con más variedad y oferta en verano que en invierno por aquello de la afluencia de gente.  Recomendamos cualquier pescado a la plancha, o la merluza o pixín a la cazuela o a la sidra, el arroz con bogavante, las croquetas caseras, y las almejas a la plancha, aunque en la carta sólo aparecen a la marinera yo las pido siempre a la plancha.
Almejas a la plancha. La Cueva, Oviñana
Gambón a la plancha. La Cueva, Oviñana
Ventresca de bonito. La Cueva, Oviñana
Calamar de potera.  La Cueva, Oviñana
En cuanto a los postres, triunfan la tarta de higos o la de almendras, así como el clásico arroz con leche. La última vez probamos un helado casero de fresas que estaba de muerte.

Cabo Vidio

Una parada obligada si vistamos el Cabo Vidio.

LA CUEVA
Oviñana. Cudillero. Asturias
985596249 
Compartir:

8 Comentarios

  1. PITI

    Teníamos pocas esperanzas de encontrar un sitio decente para comer en Cudillero. Menos mal que esta mañana encontré tu post y, reservamos mesa en La Cueva. Todo un acierto. Gracias por la recomendación

  2. Anonymous

    Decepción total.Pésimo servicio con demoras incomprensibles para todo..Pésima relación calidad-precio (sobre todo en comparación con otros restaurantes de la zona)
    Primer restaurante asturiano que nos decepciona,y lleva,os ya muchos años viniendo

  3. Pingback: Restaurante Cabo Vidio, Cudillero | A Buen Bocado

  4. Olalla

    Tras mi enésima visita, aún encuentro sorpresas. Si bien es cierto que tomamos arroz con bugre que en otras ocasiones lo habíamos encontrado mejor, han incorporado a los postres un brownie que quita el hipo. Parece que lo del brownie se pone de moda y muchos no son más que bizcocho de chocolate con un helado para acompañar. Pero este es casero 100%. Se deshace y se aprecian muy bien las nueces picadas. Dista mucho del concepto de brownie que tenía en la cabeza. Y caliente, muy importante.

  5. Pingback: Una escapada por Cudillero | A Buen Bocado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.