El Llar de Viri

El cada vez más difundido movimiento Slow Food tiene una de sus prescriptoras asturianas en San Román de Candamo. Slow Food es un movimiento surgido en el Piamonte italiano que busca una filosofía del gusto preservando  las tradiciones gastronómicas locales y su método de cultivo. Y esto es, precisamente, lo que significa El Llar de Viri, pura tradición, una casa de comidas con encanto rústico y tradicional. Uno  de esos sitios a los que merece acercarse al menos una vez al año.
 
 
Pues bien, recientemente, organizamos esa visita  periódica obligada con la compañía de Empachate.com. Nos gusta homenajearnos de vez en cuando y más cuando sabes que vas a tiro fijo y que Viri, la guisandera por excelencia, no falla.  
Croquetones de langostino y bacalao
Tortilla de bacalao
El plato estrella de Viri es el pote de castañas aunque, como bien nos contaba la propia guisandera, parece que la fabada ha ganado en las comandas después del premio recibido como mejor fabada del mundo de 2013. Hasta este año la fabada no era ni lo más demandado ni lo más afamado de esta casa de comidas, pero tras haberse hecho con el premio habría que incluirla entre otros platos estrella del local como los croquetones de langostino y bacalao, el pastel de puerro o de morcilla, el cachopo de setas y el corderu xaldu. Lo bueno de su carta es que por mucho que repitamos visitas es lo suficientemente amplia como para probar diferentes platos  y lo suficientemente larga como para no perdernos.
 
El Llar de Viri
Trasquilos, 20 
San Román de Candamo
985 82 80 22

4 Comentarios

  1. Pingback: Los restaurantes asturianos más ‘in’ de 2013 | A Buen Bocado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.