D’Mario – Un homenaje al producto y a los clásicos en La Guía, Gijón

Llevábamos un tiempo prometiendo una visita al nuevo local de Mario Granjo en La Guía, Gijón, ya que la trayectoria de este cocinero de la ciudad también prometía. Y, como nos podíamos imaginar, promesa tras promesa vino una grata sorpresa. Un gran homenaje al producto con estilo clásico muy acorde con la clientela fija que sigue Mario allá por donde sitúa sus fogones, anteriormente en la cocina del Club de Tenis de Gijón y en La Marmita.

Una carta sencilla, unos diez entrantes y diez platos principales. De los entrantes bien podemos hacer una buena ronda de tapeo en la zona del bar. Tomate de la casa aliñado, habitas baby con foie, calamares frescos, berenjenas aliñadas con lomos de bonito o un salpicón de langosta piña y melocotón entre otros platos. Y los platos principales, clásicos y contundentes; lomo de merluza al Gamoneu, rape a la parrilla, ventresca de bonito a la parrilla, pierna de cochinillo o solomillo son algunas de las opciones.

Fabada D'Mario Gijon

Fabada

Espárragos gratinados. D'Mario - Gijón

Espárragos gratinados con ali-oli 

cecina y queso D'Mario Gijón

Cecina con Manchego ‘Ojos del Guadiana’

Garbanzos con callos. Restaurante D'Mario Gijon

Garbanzos con callos

Fabes con almejas. Restaurante D'Mario Gijon

Fabes con almejas

Restaurante D'Mario Gijón. Ventresca

Ventresca a la parrilla

 

Nuestra visita fue una despedida gastronómica del verano, y como tal qué mejor que optar por algún plato de cuchara que tanto habíamos menospreciado con el calor y quizá una ventresca de bonito para aprovechar los últimos coletazos de la temporada. Esa era la idea. Y cuando vimos que la ventresca formaba parte del menú del día de domingo, no hubo lugar a dudas. En el menú Mario incorpora los mismos platos de la carta según la temporada, pudiendo elegir entre 3 primeros, 3 segundos y dos postres. No suelo pedir menús por ser comidas muy copiosas con dos platos principales, pero las raciones eran justas y teniendo en cuenta la calidad de los platos de cuchara de Mario no pudimos evitar probar fabes con almejas, callos con garbanzos y cecina con queso manchego ‘Ojos del Guadiana’ para empezar. Y una buena ventresca a la parrilla para despedir el verano. Lo dicho, un auténtico homenaje al buen producto. Un execlente menú de domingo por 22 euros, sin desperdicio ninguno.

Para los amantes del buen comer y que no sepan ubicar este local en Gijón, Mario está en La Guía, en la carretera que sube a Somió, lo que antes era el restaurante Las Regiones, al lado de la conocida casa rosa.

D’Mario
Calle Profesor Perez Pimentel 231
La Guía, Gijón
984 280 577
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.