De Pinchoteo por el Húmedo

Sorprende de las ciudades como León, Logroño o Salamanca el auge que tiene la cultura de las tapas o el picoteo. Aunque a raíz a una ocurrencia fortuita un día de picoteo nuestros amigos leoneses adoptaron el término pinchoteo como oficial e incluso me piden que lo patente.
Bien, pues ya sea ir de tapas, de pinchoteo, de picoteo, o como se quiera llamar, es una maravilla. Sobre todo cuando llega el buen tiempo y apetece ir de bar en bar, de limonada en limonada como se suele hacer en Léon. La limonada es una especie de sangría que se sirve en todos los bares leoneses cuando empieza a llegar la Semana Santa, algunos incluso la sirven todo el año.
Pero a lo que vamos: al pinchoteo de León. Existen infinidad de bares y restaurantes en el famoso Barrio Húmedo y puede ser difícil hacer una selección, desde A buen bocado recomendamos algunos aunque en el tema de las tapas lo suyo es improvisar, ir de aquí para allá y empaparse de la gastronomía y tapas típicas de cada local.
Algunas sugerencias a la hora de recorrer las calles del Húmedo:
– Antes de entrar en el Húmedo propiamente dicho podemos hacer una parada de rigor en Los Pelayos, mítico por sus empanadillas y croquetas y por estar en frente del ayuntamiento por lo que toda la vida ha sido frecuentado por políticos y personal de la administración.
La trastienda del 13, en la misma Calle Ancha al lado de la Catedral, es un local muy acogedor y con una decoración estupenda. Ideal no sólo para picar algo si no también, si reservamos mesa, para probar la cocina fusión o platos más típicos leoneses. La Trastienda post de A buen bocado
El Besugo, otro clásico del Húmedo famosos por sus tapas de tortilla guisada, morcilla o sardinas con pan, además de por su vermú casero de solera.
el humedo leon miche
El Miche, o el del “turuto” como dice mi amiga Tere, situado en plena plaza de San Martín. Sirven de tapa un “turuto” que viene siendo un calamar a la gabardina. Además suelen poner también queso con la tapa, y si queremos picar algo más contundente está excelente la carne de buey troceada.
El huevo frito. Haciendo honor a su nombre este local sirve una suculenta tapa de huevo con picadillo. La cantidad justa, que sienta muy bien para ir forrando un poco y que las cañas o la limonada nos sienten bien.
El Infierno, un bar familiar que es el más antiguo del Barrio Húmedo y se nota en su carácter auténtico. Dicen que Zapatero se deja o dejaba caer por ahí de vez en cuando. Los platos estrellas tienen como protagonistas a los productos típicos de la provincia leonesa: tortilla, mollejas, cecina, etc.
IMG_0639
Seguiremos descubriendo el Húmedo en las próximas visitas. Lo bueno, y lo que nos suele ocurrir con León, es quedarse con la ganas de volver y repetir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.