De brunch en 26 grados

Hace tiempo que la moda neoyorquina del brunch ha traspasado fronteras y es fácil probar este tipo de almuerzo-desayuno en muchas ciudades. En España Madrid y Barcelona se llevan la palma, pero  hoy hablamos de Oviedo y 26 grados, un local que tiene todos los ingredientes para un buen brunch, espacio, estilo y buenos productos.
Y la verdad que el brunch  da mucho juego.  Sobre todo las mañanas de fin de semana, con tiempo para deleitarnos, ya sea en solitario, acompañados de un ordenador, un libro o un periódico, o con amigos al más puro estilo ‘Sexo en Nueva York’.
En 26 grados el brunch tiene los imprescindibles neoyorquinos por 12 euros. Para empezar, podemos elegir un Bagel, de salmón, de beicon y queso de cabra, de jamón ibérico y mozzarella o de roastbeef.  Otra opción son los clásicos huevos Benedictine que recomendamos encarecidamente.  Dicen que el impulsor de los Huevos Benedictine los proclamó como la cura para la resaca: pan tostado, bacon, huevo poché y salsa holandesa, buena mezcla. Para los escépticos del bacon, en 26 grados también tenemos otras variantes de estos huevos,  con salmón o con espinacas.
Huevos Benedict. 26 grados
Huevos Benedictine
Bagel. 26 grados
Bagel de jamón y mozzarella
Y este  suculento primer plato incorpora una influencia italiana ya que se sirve acompañado del cóctel Bellini o el Agua de Valencia a la italiana (zumo de melocotón y vino espumoso).
Para terminar, dos piezas de bollería con café o infusión y zumo de naranja. Normal que este almuerzo sustituya a dos comidas, recomendamos tomárselo con calma y disfrutar.
 
 
26 grados 
Calle del Rosal 13. Oviedo 
985 738331 
 
Compartir:

4 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.