Comer en París

No vamos a mencionar aquí los top de París. Pero sí algunos sitios especiales, por diferentes razones, a los que ir a tiro fijo si tenemos la suerte de hacer una escapada y pasear por Montmartre, Le Marais o el Barrio Latino, los barrios con más encanto de París. Opciones muy diferentes sin que nuestro bolsillo se resienta demasiado.

Refuge des Fondus. Nos son las mejores fondues de la ciudad pero si de las más buenas en relación calidad precio (15-20€ por persona). Podemos encontrarlo callejeando por Montmartre, muy cerca del Sacre Coeur. 17 rue des Trois Frères

Refuge des Fondus

Creperie Broceliande. En la misma calle encontramos esta crepería con encanto, manteles de cuadros y un rollo muy bohemio. Creps variados por menos de 15 € por persona. Montmartre, Rue des Trois Frères

Creperie Broceliande, París

KOFF. Comer una hamburguesa en París parece un sacrilegio y más si son a 14 €. Pero a veces le apetece a uno no ser tan purista de la gastronomía típica francesa y un local abarrotado con gente comiendo hamburguesas a todas horas del día no defrauda. Lo recomiendan en diferentes reseñas y revistas y hay que reconocer que el nivel de las hamburguesas es de 10. Por aquello de seguir un poco la línea francesa recomendamos la hamburguesa con queso raclette, con fuerza, lo mejor para los amantes del queso. En Montmartre, 15 Rue la Vieuville.

Burguer at KOFF. Paris

L’As du fallafel. Vale, tampoco es que un kebab sea el emblema de la gastronomía francesa, pero no podía faltar en esta lista un clásico entre los clásicos. Fallafel para llevar a 8 € o para tomar en el interior si no hay mucha cola por dos euros más. Local abarrotado que no pasa desapercibido en el barrio de Le Marais debido a sus colas en la puerta, bien para entrar o bien para coger el kebab para llevar. Rue des Rosiers 

L’As du fallafel. París

L’As du fallafel 2

Chez Marianne. Muy cerca de los famosos falafel un cambio de estilo, aquí no se respira bullicio pero sí  la influencia judía. Delicatessen para ponernos cómodos. Platos entre 12 y 16 €. Le Marais, 2 rue des Hospitalières- Sai nt Gervais

Chez Marianne

Au P’tit Grec. Creps para llevar y comer por la calle, un sitio siempre lleno por el precio y por sus enormes creps, en torno a 6€ los salados y 3€ los dulces. Este es otro must y el más recomendado si queremos probar creps en París. Eso sí, sin dejarnos influenciar por la apariencia hostil y el pequeño tamaño del local. En el Barrio Latino, 68 Rue Mouffetard.

Au petit grec, Paris

Le Procope. Un clásico, en este local se respira tradición por los cuatro costados. Pero es más historia que gastronomía. Una buena opción es optar por los menús en los que elegimos un  primero y un segundo de la carta por 30€. La crema de champiñones es de los pocos platos con los que merece la pena la visita, desde el punto de vista gastronómico. También en el Barrio Latino,  123 rue de l’Ancienne-Comédie.

Le Procope

Merci. Y un cambio total de concepto si tenemos el tiempo suficiente para salir de los más puramente turístico y nos gusta el shopping con ese toque parisino, merece la pena conocer la zona de Marais Nord. Esta zona nos lleva por el Canal de Saint-Martin,  rue Beaurepaire y Quay de Valmy, donde se encuentra Antoine et Lili, tres fachadas (amarillo, verde y rosa) que corresponden a  tres tiendas, de decoración, moda y niños. Podemos acabar el recorrido comiendo y visitando Merci o bien adentrarnos ya en pleno barrio de Le Marais. Merci es un conocido concept store, tres plantas de techos altos y con todo tipo de productos curiosos  y chic. Tiene un restaurante a pie de calle y otro en la planta baja de esta enorme tienda. Libros moda, decoración, café, menú del día; todo está en Merci. 11 Boulevard Beaumarchais.

merci paris

Merci. París

Sin duda Le Marais es uno de los barrios con más encanto de París, gastronomía variada, locales pequeños y coquetos y callejuelas por las que pasear y descubrirlos. Pudiendo terminar en cualquiera de los clásicos cafés del la zona.

café parís

2 Comentarios

  1. Elena Moraleda Núñez

    Me parece un lugar bastante interesante. 

    La imagen que tenía de Francia era totalmente diferente, un lugar solitario y calles poco frecuentadas. Veo que en todos los sitios hay un lugar en el que sentirte como un domingo de «cañas» en España.

  2. Fer

    Elena, Elena,

    Sí, la verdad es que es todo un descubrimiento. Quién lo iba a decir. París.  Solitario y con calles poco frecuentadas. Un erial.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.