Casa Pedro

Comenzaremos explicando brevemente lo que es un Cachopo, ya que fuera de Asturias no es común encontrarlo o se emplean otros nombres. Se trata de un plato típico asturiano que consiste en un filete de ternera, previamente aplastado con la piedra para ablandarlo y hacerlo más fino, relleno de queso y jamón, todo ello, a su vez, rebozado. En la mayoría de restaurantes típicos asturianos se puede encontrar este plato, algunos lo rellenan, además de queso y jamón serrano o ibérico, de setas u otro tipo de condimentos. Pero el verdadero cachopo, el de toda la vida,  es el que sólo lleva jamón, queso y una buena carne.
Pues bien, como hemos dicho, hay muchos restaurantes asturianos donde se prepara de forma excelente el cachopo y existe hasta una Cofradía del Cachopo. Hemos comentado en A buen Bocado el “filete al queso” de Casa Colo, que no deja de ser un cachopo. Pero pocos como el Cachopo de Casa Pedro en Oviedo, que cuenta con numerosos fans.
Y es que en Casa Pedro todos piden su conocido cachopo, famoso por su tamaño, ya que uno es demasiado para dos, y famoso por su calidad. Todo está en su punto: un buen rebozado, sin que sea excesivamente grueso y quite sabor a la carne, el queso fundido, el cual tendremos que investigar cual echan porque está de muerte, el jamón serrano y la carne, por supuesto en su punto, ni muy hecha ni poco hecha. Todo ello acompañado de patatas, ensalada y pimientos por unos 16 euros, con lo que a la calidad se suma el buen precio. Tres personas pueden comer estupendamente con un entrante o postre, que también los hay muy buenos, como la tarta de frixuelos con chocolate.
Pero no vamos a restar protagonismo al plato estrella de Casa Pedro, si de verdad queremos degustar un buen cachopo y salir bien a gusto no puede faltar una visita a este restaurante ovetense.


CASA PEDRO
C/ ASTURIAS, 39
Oviedo

985 243 959  

1 Comentarios

  1. Carbayon

    Su sola presencia impone en cuanto lo ves llegar. Te hablan de el y piensas que no es para tanto, que no será tan grande y como «yes un farton» te pides unas bravas y unas croquetas para picar mientras tanto, Cuando uno de sus joviales camareros aparece con tremendo bicho algo se te remueve dentro, ummmm!!! creo que igual pedí demasiado. Independientemente de su tamaño, esta exquisito, equilibrio perfecto en todos sus ingredientes y para mi gusto personal abundante en queso (hay muchos por ahi que racanean en su cantidad) , toda una delicia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.