Casa Chema y el #fabadaycava

Premio a la mejor fabada del mundo 2011, la clave de la fabada de Casa Chema, como la de todas las buenas fabadas, es su  materia prima. Fabes de la IGP de Villavaler (Pravia) y el embutido de los “gochos” criados en Belmonte de Miranda y elaborados por un carnicero artesano.

 
 
Además de su plato estrella, algunos de los más aclamados son los huevos rotos con pluma Ibérica, foie y patata paja,  ensalada templada de tentáculo de pulpo y aceite de pimentón o fabes verdes con callos de bacalao y langostinos. 

Y los postres son todo un mundo por descubrir. Paradójicamente, el arroz con leche no es de lo mejor de la casa, pero el brazo de gitano con chocolate o la barreña (requesón batido con crema) con frutos rojos merecen la pena.

 

A pesar de conocer Casa Chema por numerosas fuentes y por su famosa fabada, la ocasión que nos llevó allí fue el evento llamado Fabada y Cava. Y es que según Jorge @Sibaritastur,  uno de los organizadores, siendo una comida contundente y con grasa, el cava limpia  la boca preparándola para el siguiente bocado y ayuda a estimular los jugos gástricos, haciendo que la comida resulte menos pesada. La experiencia sirvió para romper moldes y salir de los tópicos que, como comentamos aquí, relegan a los vinos espumosos al momento final de la comida o de las celebraciones.


Los cavas degustados para la ocasión fueron: Colet Grand Cuvee Extra Brut, Vilarnau Gran Reserva y Blanca Cusiné 2008.
Toda una experiencia que espero repetir. Gracias a @taxioviedo  y @sibaritastur  por esa organización.
Casa Chema
La Arquera 184, Oviedo
985 798 200
www.casachema.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.