10 modas gastronómicas que amar y que odiar para 2015

En los últimos años el despliegue del mundo gastronómico ha sido abrumador, quizá debido a la televisión, realities o reporteros callejeros que no sólo viajan si no que degustan, o bien cubriendo esa necesidad de llevar la alta cocina a todos los públicos y que parece que se va consiguiendo.  Sea como sea, ese auge de lo culinario es, sin duda, muy positivo. Poco a poco vemos como se democratizan los platos y recetas que antes parecían exclusivos para restaurantes con estrella y, aunque lo bueno siempre hay que pagarlo, ya no tenemos que ir al mejor restaurante chino de Madrid para probar una buena comida china. Pues bien, a raíz de ese populismo gastronómico,  aquí van algunas tendencias o modas que ha marcado 2014 con las que quedarse y seguir trabajando en 2015:

  • Ceviche. La cocina peruana parecía como algo inalcanzable en 2012 y hoy es fácil poder degustar este famoso plato en locales más informales. Larga vida al buen ceviche que aún está en la etapa creciente de su ciclo de vida.
  • Finger food. Me encanta comer una buena croqueta con las manos si no son de las que se deshacen por completo. Y es que esta ‘comida para comer con los dedos’ no consiste en los bocadillos y empanadas de toda la vida, sino que  hay platos diseñados especialmente para que un picoteo o un cóctel de pie sean de lo más selecto.
  • Comida Callejera o Street Food. Sin duda 2014 ha sido el año de la cocina callejera, de quitarse un par de prejuicios, probar con los clásicos o inventar nuevos platos. Los países asiáticos llevan años a la cabeza, pero desde que ciudades como Londres o Nueva York incorporaron el concepto con su toque cool, muchas más ciudades se han sumado al movimiento. En octubre se celebraba MadrEAT, el primer mercado de estas características en Madrid, en el que puestos, caravanas y algún chef de renombre han consolidado esto de la comida callejera de calidad.
  • Cachopo. Desde que Nacho Manzano, allá por el mes de mayo,  enseñó a los concursantes de Master Chef a preparar un cachopo, este plato asturiano ha traspasado fronteras y ha mejorado su técnica. En Asturias ya era un plato de culto y este año ha supuesto la expansión definitiva.  Si el ceviche estaba en la etapa creciente, digamos que el cachopo, según el ciclo de vida de un producto, está en su etapa de madurez, al menos en Asturias. Cualquiera sirve un cachopo y hay muchos y muy buenos, pero no cualquiera se hace famoso por su cachopo. La elaboración es la clave, todos los ingredientes cuentan y la parte del rebozado se vuelve complicada para muchos.
  • Algas. Y aquí un producto en su etapa de introducción y a punto de llegar a la de crecimiento. Siempre se han utilizado en los países asiáticos pero hoy se incorporan a la cocina occidental, bien acompañando o bien como protagonistas del plato. Ya hay en España algunas empresas que se dedican al cultivo y distribución de estas plantas de mar.

Lo que tienen las modas es que llega un momento en que saturan, a unos más que a otros, y el producto llega a su etapa de declive. Por eso es necesario reducir, o incluso eliminar, en 2015 dosis de:

  • Brownie. Este famoso pastel de chocolate hace la boca agua a los más golosos con solo nombrarlo, pero muchas veces no es más que un bizcocho de chocolate  y una bola de helado para acompañar. Mantengamos el buen brownie, el casero, más apelmazado que esponjoso, denso y que se noten las nueces.
  • Balsámico. Decora, cubre los espacios blancos en el plato, pero ¿de verdad es necesario? En la mayoría de los casos no. Las reducciones a base de vinagre balsámico o Pedro Ximénez son fuertes y van bien con algunos ingredientes pero el abuso  de los biberones con esta ‘pócima mágica’ en muchos restaurantes ha hecho que ya no guste ni cuando de verdad viene a cuento.
  • Rulo de cabra. Se supone que ya está más que pasado de moda hace años pero me revienta cada vez que se incorpora a cualquier plato como guarnición o complemento. He llegado a ver a quien si indigna diciendo que eso no es queso de cabra cuando al pedir un plato con queso de cabra lo que acompaña es buen queso de cabra de verdad y no el famoso rulo gratinado o requemado bien blanco y bien redondo.
  • Pizarra. No es un plato o un ingrediente como tal si no un modo de presentación de entrantes o pinchos que ha llegado a chirriar. Los platos con toque vintage o tablones de madera son buenos sustitutivos de esta moda ya obsoleta.
  • Trampantojo. Si bien esta tendencia de momento no ha llegado a saturar y tiene mucho mérito y técnica conseguir similar un plato que no es, lo cierto es que comemos también con los ojos. Lo siento pero no, no me gusta ver un carpaccio de buey y comerme una rodaja de sandía.  Una nota de humor, quizá el gin-tonic con pinta de macedonia también podría ser considerado un ‘trampantojo’ a eliminar en esta categoría.

Mientras escribía se me ocurrían muchas más modas gastronómicas que erradicar urgentemente y quizá menos a las que alabar. ¿Cuáles son las vuestras?

5 Comentarios

  1. Manuel de Cimadevilla

    Buenas noches Olaya:

    Admito tu estela, pero pienso que hay bases fundamentales que nunca se pueden olvidar: limpieza, cocinar con aceite de oliva y no con grasas, nada de congelados ni precocinados y que el café nunca tenga mezcla del cancerígeno torrefacto. A partir de ahí podíamos hablar de caminos por los que habitualmente no van, por desgracia, todos.

  2. David desorden

    yo incluiría el cachopo en declives. que coño va acabar saliendo de ahí??!! Otro cachopo?… el metacachopo. Basta.

  3. Elena Moraleda Núñez

    Me parece un artículo muy interesante. Al igual que el blog, te felicito por el trabajo, es increíble lo que puedes llegar a aprender o sacar de cada post.

    Aprovecho este comentario para presentarle Texturas de Queso Manchego, un producto patentado de reciente lanzamiento fabricado sobre una base de queso manchego curado D.O. Ni que decir tiene, que si tienes la ocasión de pasar por Arenas de San Juan, visite nuestras instalaciones y le daremos una degustación de nuestro producto. Es un producto de alto standing pensado gente como tú, un referente en la gastronomía.

    Desearte muchos éxitos en tu trabajo, yo seguiré leyendo tus posts.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.